Imprimir

¿Conoces tus zonas erógenas?

Publicado el por

¿Conoces tus zonas erógenas?

Conoces_tus_zonas

 



 Hoy en intimarte.com, vamos a hablar de las zonas erógenas, de nuestro cuerpo, algo que si si se estimulan adecuadamente pueden provocar excitación e incluso un orgasmo.

Muchos sabemos que tanto en hombres como en mujeres hay diferentes lugares, algunos más fáciles de excitar y de encontrar como pueden ser el clítoris, el pene, los pezones o los pechos... Y aunque en algunas áreas de nuestro cuerpo tengamos menos terminaciones nerviosas no significa que no nos podamos poner a cien con ellas si sabemos cómo conseguirlo. Por ejemplo hay personas que se vuelven locas si les acaricias, arañas o masajeas la espalda, otras en cambio prefieren un masaje en el cuero cabelludo y otras por ejemplo les gusta que les muerdan el lóbulo de la oreja, para gustos, colores.

Vamos a hablas de algunas de estas zonas en las que no solemos fijarnos pero que son tan importantes como cualquier otra:

La espalda: como ya hemos dicho la espalda es una zona del cuerpo que puede ser una gran aliada para ponernos a tono. Hay personas a las que les gusta que les agarren con fuerza, les arañen, les muerdan, o simplemente les hagan un masaje con aceites (imaginároslo, toda la espalda cubierta de aceite y un buen masaje de la persona que más os pone, con ese olor tan peculiar que tienen ese tipo de aceites...).  Y ya sabéis en que termina la espalda... En el culo.

El culo: ayy el culo... El típico azote justo en ese momento, o un mordisquito, nos vuelve locos a todos, y no nos engañemos, a vosotros también os gusta que os lo agarren fuerte.

La cabeza: más bien el cuero cabelludo. Hay personas a las que se les pone los pelos de punta si se les acaricia el cuero cabelludo o se les hace un masaje. Se empieza por hay y se puede ir bajando...

El ombligo: muchas personas sienten una verdadera excitación en esta zona por que es muy sensible, lo que hace que nos excitemos fácilmente (un beso húmedo y un soplido puede hacer que se nos ponga la piel de gallina). Pero no nos olvidemos del vientre, sobretodo si nos acercamos a la parte más baja, cerca del pubis.

El cuello: la clavícula y la nuca son zonas muy sensibles para mujeres y para hombres. Hay quienes se excitan muchísimo con los tan conocidos "chupetones" en el cuello.

 

Comentarios: 0

Solo los usuarios registrados pueden poner comentarios.
Identificarse y añadir comentario Regístrese ahora