Imprimir

¿Te apetece... por detrás?

Publicado el por

¿Te apetece... por detrás?

                                   Te_apetece...

 

 Hoy en Intimarte.com os traemos un tema que seguro que ha despertado la curiosidad de muchos en su intimidad o de muchas parejas, el sexo anal.

 El sexo anal está principalmente asociado a las parejas de gays, ya que entre hombres homosexuales es su forma de practicar sexo. Pero también es algo que se da entre parejas heterosexuales aunque con menor frecuencia.

Según estudios el 50% de las parejas heterosexuales lo han probado, y sólo un 10% lo han convertido en una práctica habitual. En ocasiones esto es porque si no se hace correctamente puede ser algo doloroso y muchas mujeres no terminan de disfrutarlo.

 Por ello, hoy os vamos a dar algunos consejos para que esta práctica os resulte lo más placentera posible y la disfrutéis como es debido.

 En primer lugar, de lo que debemos estar realmente seguro es de que por ambas partes es consentido, ya que si no es consentido probablemente no se llegue a estar lo suficiente relajado y si que llegue a resultar molesto o doloroso.

 Cuando estamos seguros los dos de que hay ganas es muy importante la excitación, ya que esto hará que los músculos del esfínter estén relajados y la penetración sea posible. Para ello la pareja debe conocerse muy bien y saber lo que a cada uno le excita. Cosas como caricias, aplicar lubricante, estimular la zona anal o incluso introducir un dedo o un juguete erótico pueden ayudar mucho, y también es una forma de comprobar si eso la excita para que vaya preparándose a lo que viene después.

 Siempre debemos aplicar lubricante en abundancia, y llegado el momento de "intentar meterla" debemos hacerlo todo con suavidad y sin prisas.

 La penetración debe ser muy despacio, poco a poco para que el ano se adapte, además cada vez que ella lo pida porque moleste hay que parar o incluso sacarla. Si la penetración es dolorosa y ella no consigue relajarse es mejor dejarlo para otro momento.

 Poco a poco iremos penetrando con pausas hasta que hayamos llegado hasta donde queramos. Ahí es recomendable tomarse una pausa, y después comenzar con movimientos muy suaves sin brusquedad.

 Cuando ya no exista ninguna molestia por su parte seguro que ambos querréis aumentar la intensidad, ¡¡así que ya a gusto de cada uno!!

Recordad que en Intimarte.com contamos con lubricantes y juguetes sexuales ideales para vuestros juegos anales, tanto en solitario como acompañados!!

¡Que lo disfrutéis mucho!!!

Comentarios: 0

Solo los usuarios registrados pueden poner comentarios.
Identificarse y añadir comentario Regístrese ahora